¿Y mientras esperas el 2022?

Escribo, anoto y expando lo que tengo dentro, por una simple razón, soy un espíritu solitario y no estoy feliz con esta forma de ser, entonces descubro el velo que me aleja de mis semejantes y me expreso. Los artistas tienen diferente forma de expresarse, no digo que soy un artista lejos está eso, de darse a conocer y esta es la mía: Tengo un oficio de Diseñador y Programador Web, todo esto aprendido desde el formato ‘autodidacta’. Gracias a Internet, Google, YouTube y Udemy en ese orden.

Todo esto en mucho tiempo, mientras hacía trabajos diversos, buscando el lugar donde me pueda desarrollar y utilizar el conocimiento adquirido para transformarlo en ganancias, no sólo en dinero, sino compartir mi conocimiento con alguien o con muchos que estén un poco más lejos del entorno digital, necesitando una mano que le ayude a transitar ese camino por el cual yo ya pasé, ¿Y por qué? Porque el dar retribuye de muchas otras formas que no tenemos ni sospechas..

En mucho aspectos que son imposibles de contar ya que ingresan en el ámbito de lo personal, muy personal. Solo puedo decir que cuando sirves hay fuerzas que se combinan para que tus logros laborales se multipliquen un 1000%; Siempre y cuando tengas en cuenta que tu mano derecha no debe saber lo que hace tu mano izquierda, se entiende?. Y volviendo al inicio de mi título:

¿Qué esperas del 2022?

¿Vas a esperar del 2022, o ya tienes preparada, la dieta, el compromiso con el Gym, etc. etc.? Déjame darte mi opinión al respecto de esperar, no creo que sea una buena idea esperar, nos pone en una posición de reacción en ves de acción. La reacción es algo impensado, es una forma de no hacerse cargo del ‘preveer’ y por ende podemos culpar a lo que está sucediendo, cuando no conseguimos lo que estábamos esperando, por eso mismo, por estar esperando. Es muy doloroso depender de lo que pueda venir y produce mucha pérdida de energía, tanto mental como física. Y en este punto quiero que sepan que cuando escribo esto, lo hago también para mí, porque surge de mi propio sistema de esperar, aunque reconozco que cada ves sucede en menor medida, porque estoy aprendiendo a planificar mis días y a saltar la trampa de ‘esperar’

Entonces la «Acción», ¿En que consiste la acción?. En preveer los pasos a seguir durante un período de tiempo, es una ruta planificada, es un plan de vuelo prefijado, es un plano de la construcción de tus sueños, es una meta, es el mojón en la ruta que nos indica la cantidad de kilómetros recorridos en nuestro viaje hacia la realización; Realización profesional, personal, familiar, comunitario, etc. etc. El planificar nuestras metas es una forma de anclar en el futuro parte de nuestro presente, es el estar allá para salir de aquí.

No hay que pensarlo mucho, planea desde hoy, no esperes al minuto 0 del 2022, lanza una meta a 10 años, otra a 5, otra a 1 año, a 6 meses, a 3 meses, arriésgate a que no salga como la habías planeado, vuelve a corregir el rumbo, cambia el enfoque, ponte en otro lugar para ver mejor otras posibilidades, cáete, levantate, vuelve a caer, vuelve a sacudir tus trapos y continúa, lava tus heridas y ponte al ataque de nuevo, es prueba y error, esto no sirve, mejor esto, no mejor esto otro, no te lamentes, no llores sobra la leche derramada, ponte de pie y presenta batalla, no queda otra, no queda tiempo, no hay otras posibilidades, todo está en tus manos, arremete con los molinos de viento del Quijote y vence, resiste, persiste y vence.

Comparte esta entrada en tus Redes Sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Interes

Máster Muñoz

Mauricio Benoist

Judit Catala

Redes Sociales

Facebook

Twitter

54 261 6528305

Contacto

WhatsApp

E-Mail

¿Necesitas ayuda?